Salsa de pimientos verdes

salsa de pimientos verdes

salsa de pimientos verdes

Esta salsa de pimientos verdes es una auténtica delicia. Combina con todo: carne, pescado, crudités e incluso ¡pasta! De hecho, la usamos con carne en nuestra receta de entrecot a la plancha. También se puede usar como si fuese un aperitivo, caliente o frío, acompañándola con unos crudités de zanahoria. Ideal para llevar de picnic porque tampoco necesita de refrigeración.

Resulta una crema suave que le dará un toque de distinción a nuestros platos. Se puede conservar en frío durante al menos una semana. Los dos ingredientes principales de este plato son los pimientos verdes y las almendras molidas. Si sólo tenemos almendras con piel, podemos quitarles la piel escaldándolas unos minutos en agua caliente (el proceso os lo explicamos en la receta).

 Ingredientes para la salsa de pimientos verdes:

  • 500 grs de pimientos verdes
  • media cebolla
  • 6 cucharadas de almendra molida
  • 3 cucharadas de caldo de verduras (o agua pre-cocinada con una pastilla de verduras concentrada)
  • 3 zanahorias
  • una pizca de sal y pimienta negra
  • 1 tomate cherry (para decorar)

Elaboración para la salsa de pimientos verdes:

  1. Troceamos la cebolla y ponemos a sofreír en una sartén de cerámica con las cucharadas de caldo a fuego medio (sin tapa).
  2. Lavamos los pimientos, les cortamos la punta, les quitamos todas las pepitas y las nervaduras (de color blanco). Recordemos que las pepitas amargan la salsa, así que debemos ser muy meticulosos y quitarlas todas.
  3. Cortamos los pimientos a trozos y añadimos a la sartén con la cebolla hasta que se pochen.
  4. Si las almendras aún tienen piel, podemos escaldarlas fácilmente para quitársela. Escaldar es una técnica culinaria muy fácil: ponemos a hervir un cazo con agua y cuando hierva añadimos las almendras, que caerán al fondo del cazo. Cuando éstas suban a la superficie sabremos que ya están listas para despellejarlas. Pescamos las almendras del cazo con una espumadera, les pasamos un agua y si hiciera falta les vamos quitando la piel con nuestras manos. Una vez las tengamos sin piel, las molemos y guardamos en un bol aparte.
  5. Vertemos la mezcla de la sartén en el bol de la almendra molida.
  6. Sazonamos con sal y pimienta y batimos todo junto hasta que quede con la textura deseada.
  7. Traspasamos la crema del bol a un cuenco y decoramos con un tomate cherry, previamente cortado por la mitad, para que contraste con el color del plato (¡totalmente opcional!). La salsa se puede servir tanto fría como caliente (a nosotros nos gusta más caliente).
  8. Para acompañar, lavamos y cortamos la zanahoria en palitos para poder mojar bien en la salsa de pimientos verdes.

¿Curiosidad por saber cuál va a ser nuestra próxima receta? Vamos a viajar a Italia para cocinar una deliciosa salsa sana: ragú bolognese  (salsa boloñesa), así que, ¡no os perdáis nuestro próximo post! Tan fácil como suscribirse, rellenad con vuestro email y recibiréis nuestras propuestas más sanas de forma periódica.

VN:F [1.9.22_1171]
Puntua este post
Rating: 10.0/10 (6 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +5 (from 5 votes)
Salsa de pimientos verdes, 10.0 out of 10 based on 6 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *