Raviolis rellenos a la bolognesa

Raviolis redondos rellenos

raviolis redondos rellenos

¡Pero qué pinta que tienen estos raviolis rellenos redondos ! A primera vista parece un plato difícil de hacer, pero no lo es. Tras saber cómo hacer masa de pasta fresca ya estamos preparados para dar el siguiente paso y es crear unos raviolis con el mínimo esfuerzo posible. Os revelaremos nuestros trucos de cocina para que vuestros almuerzos sean un éxito asegurado.

El relleno de ravioli puede ser de lo que queramos, siempre y cuando tenga un poco de consistencia para que luego no tengamos problemas a la hora de rellenar el ravioli. Una buena salsa puede ser la salsa boloñesa (a la cual esta vez le hemos añadido también unos champiñones). Los chefs profesionales suelen usar una manga pastelera para rellenar, pero a nosotros nos bastará con una cuchara porque lo más seguro es que no cocinemos cantidades industriales, ¿no?

 Ingredientes para los raviolis rellenos redondos:

  • 300 grs de masa de pasta fresca
  • salsa boloñesa con champiñones (o un relleno a nuestra elección)
  • una pizca de sal
  • 3 litros de agua para hervir la pasta
  • unas tagliatellas (decoración para hacer el plato en forma de un trébol)
  • una pizca de polvo de seta deshidratada ( para aromatizar el plato)

Elaboración para los raviolis rellenos redondos:

  1. Convertimos la masa de pasta fresca en 6 láminas de pasta fresca de igual tamaño (si es posible) y del mismo grosor (de unos 2 mm). Si dejamos el ravioli demasiado grueso nos costará comérnoslo. Colocamos tres láminas juntas, las otras tres las reservamos aparte (las usaremos luego para cubrir).
  2. Sopesamos la cantidad de relleno a colocar en cada ravioli: no debe ser demasiado cuantioso ni demasiado escaso. El peso del relleno dependerá del tamaño del ravioli.
  3. Colocamos a lo horizontal de la lámina de pasta porciones de relleno respetando el espacio entre ravioli y ravioli. Nos será de gran ayuda si ya tenemos nuestro cortador a mano para proyectar (¡pero no cortar) mejor el espacio que necesita cada ravioli. El cortador también puede ser un simple molde circular que usamos para emplatar. Aquí la forma del molde o aro es lo que le dará el toque de gracia a la pasta fresca.
  4. Colocamos una lámina de pasta fresca sobre cada lámina donde hemos colocado el relleno de manera que lo tapamos.
  5. Ponemos el molde sobre esta segunda capa fijándonos que el relleno quede bien centrado en la figura y bastará con que presionemos un poco para que se corte. Después, con la yema de los dedos vamos presionando los bordes para que el ravioli se selle bien. Se podría usar clara de huevo para asegurarnos aún más este proceso, pero creemos que no es necesario.
  6. Con los trozos sobrantes de las láminas podemos re-aprovecharlos y volverlos a pasar por la máquina de hacer pasta fresca y sacar nuevas láminas. Así sucesivamente hasta quedarnos sin masa.
  7. Ponemos a hervir agua en la hervidora para ir más rápidos y colocamos una olla con un poco de agua a calentar.
  8. Cuando el agua hierva, añadimos una pizca de sal y cuando ésta se haya disuelto vamos metiendo los raviolis por tandas de 4 raviolis durante 3 minutos cada una (o hasta que veamos que lleguen a su punto de cocción).
  9. Sacamos del agua los raviolis con una espumadera y guardamos en un colador para que vayan soltando todo el agua.
  10. Emplatamos con un fideo de tagliatella y le colocamos en el centro un poco de masa de relleno.
  11. Espolvoreamos con un poco de polvo de seta deshidratada para aromatizar el plato.

¡No os perdáis nuestro siguiente post más refrescante: granizado de café! Nuestras recetas siempre allá donde las necesites. Suscribíos a nuestro blog y lo recibiréis por correo electrónico. También puedes compartirlo en , , …

VN:F [1.9.22_1171]
Puntua este post
Rating: 10.0/10 (5 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +4 (from 4 votes)
Raviolis rellenos a la bolognesa, 10.0 out of 10 based on 5 ratings

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *